Antes de comenzar la planeación de la boda, todo parecía miel sobre hojuelas, pero al empezar la cuenta regresiva, ella se transformó, de ser una novia amorosa, a una novia malhumorada.

 Si no quieres terminar durmiendo con el enemigo, pon en práctica los siguientes consejos. 

'>

Hombres: consejos para lidiar con una bridezilla

06-07-2017 11:33 AM

Antes de comenzar la planeación de la boda, todo parecía miel sobre hojuelas, pero al empezar la cuenta regresiva, ella se transformó, de ser una novia amorosa, a una novia malhumorada.

Si no quieres terminar durmiendo con el enemigo, pon en práctica los siguientes consejos.

Involúcrate en la organización de la boda

Algo que súper irrita a las novias es que su pareja se muestre indiferente al momento  de estar planeando la boda, así que te aconsejamos que trates de involucrarte lo más que puedas para evitar reproches. Acompáñala a ver salones y proveedores, opina sobre los colores, el tipo de flores que quieres en la boda, verás que su actitud cambiará radicalmente.

Pregúntale en que puedes apoyarla 

Siguiendo el punto anterior, hazle saber que no es la única responsable de que todo salga perfecto para su boda, si la dejas cargar con todos los preparativos sola, se sentirá abrumada y tú serás el principal afectado.

Invítala a un día de SPA

Procura mantenerla lo menos estresada posible, invítala a una sesión de masaje relajante, o mejor aún adecua su casa para pasar un rato juntos lo más relajados que pueden, créeme ella te lo agradecerá infinitamente y así demostrarás que te preocupas por ella.

Evita que todo el tiempo esté pensando en ese día

 

Éste es uno de los puntos más difíciles, pues supone encontrar un punto medio entre mostrar interés por la planeación de la boda y evitar que ésta se convierta en el centro de sus vidas. Evita que se obsesione con su enlace, pues lo más probable es que su relación se debilite, sus seres cercanos terminen alucinándola y que sufra depresión post-boda.