Si eres de las que se pregunta si sería buena idea contrata un Wedding Planner, la respuesta es ¡sí! Definitivamente es de gran ayuda contar un Wedding Planner. Aunque hay 3 razones que hacen dudar a los novios si en verdad es necesario contratar a un Wedding Planner.

'>

Mitos sobre los wedding planner

04-07-2017 11:07 AM

Si eres de las que se pregunta si sería buena idea contrata un Wedding Planner, la respuesta es ¡sí!

Tener a un Wedding Planner tiene muchísimas ventajas, se te hará más fácil el proceso de planeación  de tu boda, ya que puedes contratarlo desde el principio para que te ayude con los preparativos o  puedes contratarlo sólo para el día de la boda y que se encargue de toda la logística del evento.

Definitivamente es de gran ayuda contar un Wedding Planner.

Aunque hay 3 razones que hacen dudar a los novios si en verdad es necesario contratar a un Wedding Planner.

El primero es que piensan que el costo de la boda se elevará

Si creen  que llegar directamente con los proveedores les van a dar un mejor precio están sumamente equivocados, digamos que van a un salón de eventos y a ustedes les van a dar el “pecio al público” no les van a dar un descuento a los novios por ir personalmente.

Un Wedding Planner normalmente tiene eventos cada semana, y si es conocido y tiene un buen equipo de trabajo puede llegar a tener muchos más, y es muy probable que los administradores del lugar se interesen en el wedding Planner para que los tome en cuanta en futuros eventos,  así que le ofrecerán mejor precio.

Incluso aunque no le mejoren el precio, le darán “extras” en la negociación como más horas por el mismo precio o algún otro detalle.

Lo único que pagarías demás sería el costo de sus servicios y siempre puedes llegar a un acuerdo de cuánto es el máximo que dispones  y qué es lo que quieres a cambio.

Lo segundo que piensan es: ¿Por qué pagar por algo que puedo hacer yo?

Organizar una boda puede que no tenga alguna actividad complicada por realizar, pero si requiere de mucho tiempo y de fijarse en el más mínimo detalle. Puede que los novios tengan el tiempo suficiente para ir a cada cita con los proveedores, hacer  20 cotizaciones para cada cosa, pero lo que los novios no pueden hacer es organizar la logística de la fiesta el día de la boda.

Ese día o se arreglan o se quedan en el lugar del evento diciéndole  a cada proveedor como quieren el acomodo del mismo, y ya entrados en la fiesta o se divierten o tienen que ver por qué se tarda el servicio de la cena, cuál es la mesa de cada invitado, porque aún no empieza la música, etc.

Y el último es que piensan que la boda no será  totalmente a su gusto

Desde el primer día el wedding Planner va de la mano con los novios, mostrándoles propuestas de cada proveedor para los detalles de la boda, para que ellos decidan cuales son los que más les gustan.

 

No olviden que los Wedding Planner tienen experiencia en captar el gusto de los novios, puedes transmitirle todo lo que les  atrae, mostrándole fotos de lo que les va gustando y de lo que no les gustaría que hubiera en su  boda.