Hoy hablaremos de una de las flores que nos fusta para decorar las bodas: la lavanda. Es una flor muy especial, ya que no en todas las bodas ni en todos los entornos queda bien, así que hay que elegirla con cuidado y medida.

'>

Bodas con Lavanda

24-05-2017 12:44 AM

Hoy hablaremos de una de las flores que nos fusta para decorar las bodas: la lavanda. Es una flor muy especial, ya que no en todas las bodas ni en todos los entornos queda bien, así que hay que elegirla con cuidado y medida.

En post anteriores ya hemos hablado de otros tipos de flores que puedes usar como decoración y darle ese toque mágico a tu boda como la paniculata o las hortensias.

Una de las formas más sencillas de aplicarla es desmenuzar las ramitas de lavanda y ponerla en conos para lanzar a los novios. ¡Ojo que si se lanza con mucha fuerza, pincha!

O para decorar algunos espacios y recipientes, como por ejemplo una regadera, también para centros de mesa del aperitivo o banquete. Otra de las formas fáciles de aplicarla a una boda es colocar ramitas sobre las servilletas o minutas.

Para una boda campestre al aire libre se puede usar para colocarla en las sillas del pasillo de la ceremonia. Incluso para aromatizar los cócteles del aperitivo, nada más hay que tener cuidado de no comerse las ramitas.

La manera más famosa de usar la lavanda es en el ramo de novia o damas de honor.

 

Pero si realmente te gusta y el color lila es el protagonista de tu boda, atrévete a ponerla como centros de mesa. Además con la lavanda se pueden hacer muchas cosas más. Por ejemplo una corona para colgarla en alguna zona de la boda o incluso para el pastel