El día de hoy compartiremos  con ustedes un tema que muchas no habíamos considerado como parte del proceso o la consecuencia de apasionarnos e involucrarnos tanto en la organización de la boda.  Les hablamos  de la depresión post-boda  que experimentan muchas recién casadas una vez que  se acaba la luna de miel.

'>

¿Conoces las señales de la depresión post-boda?

26-04-2017 2:18 PM

El día de hoy compartiremos  con ustedes un tema que muchas no habíamos considerado como parte del proceso o la consecuencia de apasionarnos e involucrarnos tanto en la organización de la boda. 

Les hablamos  de la depresión post-boda  que experimentan muchas recién casadas una vez que  se acaba la luna de miel.

Por suerte es un asunto al que hay que prestarle atención, pero tampoco es como salir corriendo a visitar el psiquiatra, a menos que realmente se convierta en un obstáculo que no te permita disfrutar a plenitud tu nuevo rol como esposa.

Extrañaría pensar que existe, aunque sea mínima, la posibilidad de asociar boda con depresión, pero resulta que sí, que tras la gran celebración pueden aflorar sentimientos encontrados, que obviamente no se corresponden con la emoción que habías experimentado hasta que se acabó la luna de miel y regresaste a casa.

 

Causas de la depresión  post-Boda

·        Mudarse de casa de tus padres, convivir todos los días con tu pareja, no estar, tal vez tan cerca de tu familia y tener menos tiempo para ti y tus amigas, son factores que generan estrés al principio de la vida conyugal.

·        Comenzar una nueva vida y adaptarse a la convivencia no es fácil, y eso no tiene que ver con que tanto se amen, sino con las costumbres y las tradiciones familiares de cada uno.

·        Para muchas nuevas esposas, hacer frente a las obligaciones domésticas, además del trabajo o la universidad es otro causa para no disfrutar a plenitud el inicio del matrimonio

·        El tema económico. En tiempo de crisis y después del gasto que implica celebrar una boda, la vuelta a la realidad trae consigo ciertos conflictos; algunas parejas tienen cuentas por pagar al regreso de la luna de miel, otras tienen que recuperarse y todos tienen que ahorrar

 

 

Algunas la pasaran peor que otras, esto en función de lo apasionadas que fueron con sus bodas y que tanto se involucraron, pero es un estado que pasa para darle la bienvenida a la estabilidad emocional.